logoinstagramrojo.png

Luisa Gutiérrez | Partera aymara

Cuando pequeña Luisa Gutierrez fue impactada por un rayo y desde ahí se revelaría su destino: curadora, sanadora y partera aymara. "Me gusta ayudar a la gente. Hacer masajes, llamar el ánimo, hacer la limpieza” nos cuenta.

Sobre su labor de partera precisa que son incontables las niñas y niños que ha traído al mundo y dice que “uno va a hacer los masajes desde los seis meses para que la wawita naciera y creciera bien. Ya uno sabe la técnica que debe hacer”.

 

La sanadora de Putre encuentra en la tierra los remedios para curar los malestares ya que “yo prefiero dar puras hierbas. Hay que buscar al campo, tenemos por aquí y por allá”.

Además manifiesta que para evitar las enfermedades “hay que estar alimentándose bien. Nada de pena, nada de rabia, nada de llanto. Si tienes un achicamiento, nos vamos”.